New students gather for the 2022 Week of Welcome (W0W) on Wednesday, Sept. 14, ahead of fall quarter. Shae Ashamalla | Mustang News

Editor’s note: El artículo fue originalmente escrito en Inglés. La traducción en Español fue hecha por Yarely De La Cruz.

Por tantos cambios con las regulaciones de COVID-19 durante el año escolar, Cal Poly restableció el uso obligatorio de cubrebocas durante las últimas tres semanas del trimestre de la primavera. 

Ya que pasó un verano con la mayoría de las personas fuera del campus, el presidente de Cal Poly, Jeffrey Armstrong, ha dicho que la comunidad de la universidad es “endémica”, y que el riesgo es lo suficientemente bajo como para volver a la normalidad.

Armstrong le contó a Mustang News que los protocolos de COVID-19 en Cal Poly se relajaron para el trimestre de otoño porque las nuevas pautas de los CDC han cambiado y bajaron los riesgos. 

Cal Poly decidió no implementar pruebas de COVID-19 antes de llegar, un requisito para los estudiantes que no son vacunados de pruebas semanales, y ni el mandato de cubrebocas para el trimestre de otoño. Si un estudiante prueba positivo de COVID-19, deberá aislarse en su lugar.  La universidad está creando su propia versión de un laboratorio de pruebas de saliva para detectar el  COVID-19 a partir de la primera semana del trimestre de otoño. De mientras, la universidad solo ofrece pruebas de PCR en el Centro de Salud para aquellos con síntomas 

En comparación del 87% de clases que fueron enseñadas en persona este año pasado, este otoño aproximadamente 98% de clases serán en persona. A través de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los profesores aún pueden solicitar adaptaciones para dar clases en línea si no es seguro para ellos hacerlo en persona.

De acuerdo con Los  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) una endémica es clasificada como la presencia continua o la prevalencia de una enfermedad en una área geográfica determinada. Sin embargo, una pandemia es definida como el aumento de casos de enfermedades en varias regiones que afectan a un gran número de personas. 

“No hay una definición clara, una sola métrica que defina ‘endémica’”, escribió Armstrong en un correo electrónico de seguimiento a Mustang News. “Nosotros, Cal Poly, nuestra comunidad local e incluso el estado y la nación en general, estamos saliendo de la fase pandémica y entrando en una fase más estable y predecible de nuestra batalla contra el COVID-19”.

Aunque Armstrong dice que la comunidad está en un periodo de endémica y que expertos en salud están de acuerdo, el Departamento de Salud Pública del Condado de San Luis Obispo dice que todavía estamos en una pandemia.

En un correo electrónico a Mustang News,  la portavoz de Salud Pública del Condado, Tara Kennon, dijo, “Lamentablemente el COVID-19 ha estado con nosotros durante varios años, y aún no es suficientemente predecible como para ser considerado un endémico.”

Un estudio publicado el 1 de julio por Yale en la revista PNAS Nexus determinó que basándose en modelos de infección con animales, COVID-19 no será endémica hasta 2024.

Una epidemiológica mayor de los CDC, Greta Massetti, escribió en una prensa de noticias del mes de agosto que todavía estamos en una pandemia, pero el aumento de las vacunas y los tratamientos ha ayudado. Massetti dijo en el comunicado de prensa que,  “[Esto] nos ayuda a llegar a un punto en el que el COVID-19 ya no interrumpa gravemente nuestra vida diaria”.

De los estudiantes matriculados en el trimestre más reciente, el 92.8 % de todos los estudiantes están vacunados y el 90.3 % del los profesores y personal, ambos por encima de las tasas de vacunación en el condado

Un mensaje que Armstrong ha repetido durante el manejo de la pandemia es que “no hay ningún riesgo en nada de lo que hacemos”. En vez, dice que recientemente el riesgo ha disminuido.Dice Armstrong que debido a que las variantes recientes son más infecciosas pero menos graves, el campus está en una mejor posición que cuando comenzó COVID-19. 

Si hay un cambio en los niveles de COVID-19, la universidad “renovará” los protocolos para que se ajusten a las pautas del condado según sea necesario, dijo Armstrong.

Una regulación que aún está vigente desde el año pasado es el pase Auto-reportado Daily Campus Screener. Anteriormente, esta aplicación ha enfrentado críticas por la falta de responsabilidad y cumplimiento, ya que muchos profesores no verifican estos pases. Armstrong contestó diciendo que no todo el comportamiento humano se puede cambiar.

Según Armstrong, llegar a una etapa endémica significa que hay “más responsabilidad” en el individual. 

“No hay forma de que tengamos cero casos, no hay forma de que podamos obligar a las personas a hacer X, Y y Z, incluso cuando claramente estamos en una pandemia”, dijo Armstrong. “Así que queremos hacer lo mejor que podamos. Pero no podemos construir capas y capas y capas de un sistema”.

El año escolar pasado, 2,000 estudiantes no cumplieron con las pruebas el primer día del trimestre de otoño. Ya que regresó el año,  los datos mostraron que menos estudiantes estaban completando su Daily Campus Screener. Algunos estudiantes informaron que sus profesores ni estaban revisando los pases en el primer lugar

“Siempre hay más que podemos hacer, pero hay que hacer lo que sea razonable y acorde con las mejores prácticas”, incluye Armstrong.

La universidad también dejó de rastrear públicamente las pruebas positivas a través del tablero de su campus, aunque Armstrong dijo que rastrean las tendencias de COVID-19 internamente y usarán esta información para ayudar a decidir qué medidas implementar. No se proporcionará el número exacto de casos debido a una preocupación de precisión, no de transparencia, dijo Armstrong.

“No creemos que el tablero presente una imagen completa o precisa de los casos positivos en el campus”, dijo Armstrong. “Los números de aislamiento y cuarentena ya no serán aplicables, ya que los residentes dentro y fuera del campus se aislaron en el lugar”.

La directora de salud y bienestar del campus, Tina Hadaway-Mellis, dijo que los socios del condado tendrán acceso a los datos, y esa información se puede encontrar a través de solicitudes de registros públicos.

En vez de usar un tablero, Cal Poly se basará en los datos del condado y de los CDC para informar las decisiones que se van a tomar con respecto a la salud pública.

En 2021, Cal Poly desarrolló pruebas de aguas residuales para detectar coronavirus en viviendas del campus. Esto fue descontinuado durante el año escolar pasado y tampoco operará este año.

Armstrong dijo que cada localización  es diferente, lo que genera una respuesta diferente para adaptarse a lo que es mejor para cada comunidad. También explicó que Cal Poly se alinea con lo que sugiere el sistema CDC y CSU.

Sin embargo, ninguna otra CSU ha eliminado sus programas de prueba o paneles de coronavirus al momento de la publicación, de manera similar al sistema de UC. CSU Fullerton limitó las pruebas en el campus solo a aquellos que las necesitan, aunque todavía tiene un tablero para saber las tendencias de casos positivos en campus. 

La universidad trabajará para brindar apoyo financiero a quienes necesiten comprar una prueba de COVID-19 para tomar en el hogar, dijo Hadaway-Mellis. Los detalles sobre cómo se distribuirán las finanzas no se han anunciado al momento de la publicación.

Los CDC actualizaron sus recomendaciones el 11 de agosto y determinaron que las personas que salgan positivos después de tomar la prueba de COVID-19 pueden finalizar su cuarentena después del quinto día. Se recomienda a las personas con un sistema inmunitario debilitado que consulten a un médico antes de finalizar su aislamiento.

Los estudiantes inmunocomprometidos que tienen un  mayor riesgo de infección por coronavirus, expresaron su preocupación cuando Cal Poly levantó su mandato de cubrebocas  esta primavera pasada. Mustang News preguntó a Armstrong y Hadaway-Mellis cómo planean apoyar a  esos estudiantes este trimestre que viene.

Hadaway-Mellis contesto con, “Podemos hacer nuestra parte para mantener nuestra cubreboca puesta si no nos sentimos bien.” También agregó, “”Podemos hacer nuestra parte para, ya sabes, ayudar a quienes se encuentran en esas situaciones y tener en cuenta que no todos somos iguales”.