El artículo fue originalmente escrito en Inglés. La traducción en Español fue hecha por Blas Alvarado.

El calor de los estudiantes aumentaba al agruparse en la sección de estudiantes del estadio Spanos, teniendo poco espacio para moverse y aún menos para encontrar sus asientos. Emoción estalló en todas las secciones del estadio mientras los aficionados de la costa central se concentraban en ver el partido, pero otros se enfocaron en lanzar tortillas al campo.

Casi 11,000 fanáticos vieron al Blue-Green Rivalry este 16 de octubre, un partido de fútbol anual de Cal Poly que se lleva a cabo contra los Santa Barbara Gauchos de la Universidad de California (UC).

Mientras el público en el estadio se perdía en la emoción del partido, Charles Harlon, un guardia de seguridad de Miller Event Management, estuvo demasiado ocupado tratando de mantener a los estudiantes y los atletas seguros para disfrutar el partido.

Según Harlon, unos estudiantes de Cal Poly le contestaron de manera insultante (con señas obscenas) cuando les pidió direcciones para llegar al estadio Spanos. Harlon dijo que la peor parte de la noche fue echar a estudiantes del estadio porque aventaban tortillas como parte de una “tradición”.

“La he pasado terrible en Cal Poly”, dijo Harlon, “[los estudiantes] no quieren renunciar a sus tortillas, a pesar de que tirar tortillas es racista.”

Blas Alvarado | Mustang News

Cada año, en contra de la reglas del estadio Spanos, los estudiantes de Cal Poly traen tortillas a escondidas y las arrojan al campo, golpeando a los jugadores, entrenadores y oficiales.

Tina Javid, estudiante de nutrición de primer año, dijo que estaba sorprendida al ver tantas tortillas tiradas por el campo durante su primer partido de fútbol de Cal Poly al que asistió.

“Es una falta de respeto,” dijo Javid.

Javid dice que cualquier estudiante de Cal Poly que esté dispuesto a arrojar tortillas “merece ser expulsado” porque “la historia [de lanzando tortillas] es racialmente inapropiada.”

Durante los últimos ocho años, arrojar tortillas en el campo de fútbol se ha convertido en una costumbre para los estudiantes de Cal Poly durante el partido anual. Según Don Oberhelman, director de atletismo de Cal Poly, no se debe de considerar una tradición de Cal Poly.

Los estudiantes de UCSB han estado lanzando tortillas durante sus partidos de fútbol y baloncesto desde el principio de los 90 e incluso fueron noticia nacional en 1997 cuando un partido de baloncesto fue cancelado porque había demasiadas tortillas en la pista.

Casi sucedió lo mismo dos veces este año cuando los árbitros amenazaron con concluir el partido temprano si los estudiantes de Cal Poly continuaban tirando comida al campo.

“Puede lastimar a alguien, es una falta de respeto a una cultura y es un desperdicio de comida cuando tenemos recursos limitados en nuestro planeta … Cualquiera de estas es una razón para no lanzar tortillas y tenemos tres”, dijo Oberhelman.

Aunque está decepcionado con los estudiantes que continúan lo que creen que es una tradición de Cal Poly, Oberhelman dice que tiene fe en que aparecerá otra tradición que mantendrá la alta asistencia del partido anual.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *